Rancagua se suma a la marcha nacional en contra del modelo forestal neoliberal.

Martes 31 de enero en todo Chile

El modelo forestal neoliberal que mantiene el estado chileno a favor del oligopolio de  multimillonarias empresas por más de 40 años, es sindicado como el principal responsable de la actual catástrofe que enfrenta el País a causa de los incendios, cuyos focos, en su mayoría,  se han iniciado desde plantaciones de monocultivos, afectando amplias zonas de bosque nativo y viviendas, arrojando pérdidas de vidas humanas, depredación de ecosistemas, muerte de numerosos animales y un verdadero ecocidio, han acusado organizaciones.

En Chile se estima que hay tres millones de hectáreas de plantaciones forestales en el centro sur, de las cuales unas setecientas cincuenta mil hectáreas (750.000) corresponden al holding CMPC  cuya empresa principal es Forestal Mininco, controlada por el grupo Matte con una fortuna que supera los 11.500 millones de dólares. La otra, concentra más de un millón doscientas mil hectáreas (1.200.000) que corresponde al Holding Copec – Antar Chile cuya principal empresa del rubro forestal es Celco – Arauco de Angelini, con una fortuna que supera los 6 mil millones de dólares.

El estado por más de 40 años destina miles de millones de pesos para los intereses de las forestales: costos de producción, investigación científica en  universidades públicas, brigadistas Conaf para apagar sus incendios, mejoras viales ante la destrucción de caminos causada por alto tráfico de camiones que llevan las cosechas, anexos de tierras de campesinos y comunidades a sus intereses, distribución miles de litros de agua a zonas con crisis hídrica ubicadas en las de mayor concentración forestal, desarrollo de biotecnología para mejorar especies más resistentes a los cambios climáticos como zonas cordilleranas o para mayor succión de napas subterráneas. A esto se agrega la mantención de instituciones públicas a su haber como INFOR, como también estudios de mercados y acuerdos comerciales para mejorar sus exportaciones.

Organizaciones  bajo las consignas de ¡No más monocultivo forestal! ¡No más subsidio estatal para los intereses forestales!  ¡No más incendios ni crisis hídrica!,  convocan a manifestarse este MARTES 31 DE ENERO en diversas localidades, para  exigir a su vez políticas públicas inmediatas para  la restauración de los territorios y sus ecosistemas, como también, exigir el fin del modelo forestal que a juicio de la Red por la Defensa de los Territorios ha depredado amplias zonas del centro y sur de Chile.

En Rancagua la convocatoria es a las 19 Hrs. en la Plaza de los Héroes.

El llamado es a manifestarse pacíficamente contra el modelo forestal, en efecto,  diversas protestas se han efectuado en estos días. En Nueva Imperial 10 comunidades Mapuche cortaron todas las rutas de acceso de los predios de forestal Mininco en protesta por la falta de agua que han generado las plantaciones, por el continuo tránsito de los camiones de la empresa generando altas emanaciones de polvo que contamina sus viviendas, cultivos y calidad de vida. Asimismo, acusaron que la empresa Mininco habría contaminado con una solución salina el estero Cankura, en altas cantidades lo que habría alterado el ph lo que podría haber ocasionado un grave daño contra esta fuente de vida de todo el territorio, publicaba la revista Kizugünewtun Independencia.  Por su parte en San Pedro de la Paz, Región del Bio Bio, se realizó a primera hora del jueves 26 de enero una protesta en las dependencias de la empresa Forestal Arauco según se difundió en las redes sociales, con una serie de rayados en el inmueble, incluyendo el de ¡Fuera Forestales!. En Santa Olga, en la Región del Maule, localidad que literalmente fue arrasado por las llamas, con explosión de una caldera, razón por la cual vecinos han denunciado a la empresa Celco Arauco como responsable de estos hechos.

La Red por la Defensa de los Territorios ha señalado que las localidades mayormente afectadas son las mismas que se encuentran rodeadas por plantaciones de monocultivos forestales, de pinos y eucaliptus, que todos los años hay verdaderas devastaciones y que esta situación ha ido en aumento. “Este año no pudieron levantar un montaje para desviar la atención sobre las responsabilidades en los incendios como se ha hecho años atrás, principalmente al relacionarlos con causas Mapuche y que han involucrado verdaderas campañas comunicacionales por parte de las empresas y grupos políticos que trabajan para sus intereses. El modelo forestal es el responsable de la devastación del País, de los incendios y la crisis hídrica. Es demencial seguir con esta senda. Asimismo, hay diversas denuncias que buena parte los incendios en las plantaciones han sido intencionales y que estarían cubriendo plagas que no tienen cobertura de seguros, pero sí tienen seguros de incendios”, señalaron desde el área de comunicaciones de la Red.

En Concepción también llamarán a manifestarse: “Hacemos el llamado a todas las fuerzas sociales vivas del Gran Concepción, federaciones estudiantiles, coordinadoras y redes de defensa territorial, movimientos socioambientales, de pobladores y juntas de vecinos; a fin de mancomunar esfuerzos para emprender la lucha contra las forestales, paralizar el monocultivo y adoptar una agenda común de movilizaciones, denuncia política, y la necesaria y urgente defensa del territorio contra los intereses de los grupos económicos que le han dado la espalda al derecho a la vida digna y han escogido la muerte y la destrucción para nosotros/as”. Han señalado organizaciones quienes han agregado: “Este modelo de falso progreso debe terminar. Es tarea nuestra enfrentar conjuntamente el desafío de paralizar el monocultivo, salvaguardar nuestros barrios y localidades y recuperar la tierra, los bosques y el agua para la vida, el trabajo, la recreación, el consumo humano y el desarrollo sustentable para nuestro Pueblo”.

La Red de Semillas Libres de Chile y Wallmapu ha iniciado una campaña autogestionada denominada  REFORESTEMOS CON NATIVOS & FRUTALES, que se ha levantado como “acción directa ante los incendios en Chile,  para organizar siembras para reforestar los suelos con árboles nativos y frutales con el fin de propiciar el equilibrio en la Ñuke Mapu (madre tierra) y así fortalecer el Küme Mongen (buen vivir) a través de la puesta en valor del Itxofil Mongen (bio diversidad nativa y endémica)”, han indicado, donde fomentarán talleres y su reforestación para el otoño.

Por su parte, la Red por la Defensa de los Territorios ha señalado: “Los impactos de las plantaciones de monocultivo de especies  como  los pinos y eucaliptus son altísimos. A modo de ejemplo,  los lugares con mayor concentración de estas especies, son coincidentes con los lugares de mayores índices de pobreza – emigración, crisis hídrica y también, incendios, como viene ocurriendo en diversas zonas del centro y sur de Chile”, quienes han indicado que sólo en la Araucanía hay 100 mil personas sin agua en los campos coincidiendo con los lugares de mayor concentración forestal y que la emigración es progresiva”.

La premio nacional de ciencias, Mary T. Kalin Arroyo, señalaba a través de una publicación pública el 2014  que el Eucalyptus es considerado una de las plantas más pirofíticas del mundo, cuyas hojas contienen compuestos volátiles que localmente producen incendios explosivos. Una vez encendida, la corteza se desprende, produciendo focos adicionales. Asimismo, indicaba que los pinos a su vez, tienen un alto contenido de resina en las hojas, tal cual como la Acacia, indicaba la científica.

A esto agregan organizaciones sociales que la resequedad que causan estas plantaciones ante la succión de las napas de agua, han generado verdaderos desiertos verdes, destruyendo completamente ecosistemas y la productividad de la tierra, siendo mucho más propenso a focos de incendios, pasando a llevar bosques nativos y viviendas, todo esto,  bajo una directa responsabilidad empresarial y del estado de Chile, señaló la Red.

¿Chile el único caso de  mega incendios forestales?

Similares tragedias se han vivido en otros países, temiéndose que en Chile vayan en aumento a causa del cambio climático y de no existir cambios profundos. En California (Estados Unidos), donde también se encuentran amplias zonas de monocultivo de eucalipto, pino y acacia han existido devastadores incendios. En Oakland,  en el año 1991 un mega incendio destruyó más de 3 mil casas, con 25 vidas perdidas, en el presente han puesto en marcha un programa para remover los monocultivos con la idea de reemplazarlas por especies nativas y restaurar el cosistema y la biodiversidad. El costo del programa fue de 5.6 millones de dólares versus los 1.5 billones de dólares (1.5 mil millones) del daño físico causado por el incendio.

En Quito,  Ecuador, anualmente las partes periféricas son consumidas por incendios donde predominan las plantaciones monocultivo de eucaliptus. A modo de ejemplo, la organización Acción Ecológica publicaba en septiembre del 2015: “En Quito, ha desaparecido consumida por las llamas, una parte importante del “cinturón verde” que rodea el núcleo urbano de la ciudad y los valles aledaños. Este “cinturón verde” está constituido en su mayoría por 5.242 ha de plantaciones de eucaliptos, que predominan en las laderas del Pichincha, en Píntag, Nono, Conocoto, Alangasí, Amaguaña, La Merced, Pifo, Calacalí, El Quinche y Yaruquí”. Agrega la organización: “La flora y la fauna se ve gravemente afectada por los incendios forestales, su restauración podría tomar  mucho tiempo. Además, un incendio forestal desencadena otros impactos como la emisión de gases y humo con contenido de ozono, dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrocarburos policíclicos aromáticos, dióxido de azufre, material particulado, y otros, que causan daños en la salud de la población expuesta”.

En Chile, organizaciones exigen al estado chileno, particularmente ante el gobierno y el Congreso de la República que se termine  todo tipo de subsidios, aportes y bonificaciones del Fisco a favor de los intereses de las empresas que sostienen los monocultivos de plantaciones forestales “en todo orden y escala, como medida  urgente a favor del interés y bienestar colectivo, como freno a la devastación de territorios, principalmente de  la zona centro sur de Chile, y como medida para terminar con los saqueos y actos de corrupción – colusión entre sectores empresariales y políticos”.  La Red por la defensa de los territorios ha hecho un llamado  a que es ahora cuando se debe liquidar definitivamente el Decreto Ley 701 que sigue amenazante al interior del Congreso de la República, que si bien no está vigente, sigue la intención de prorrogarlo y se sigue anualmente asignando recursos. “El modelo forestal está causando graves estragos a cientos de miles de personas en todo el País. Es urgente poner freno y exigir medidas de reparación a los territorios, como son la revitalización de ecosistemas y bosques nativos, siendo asimismo fundamental resguardar las últimas reservas naturales que quedan y las fuentes de agua que progresivamente vienen disminuyendo y que para más, están amenazadas por múltiples proyectos de energía, particularmente hidroeléctricas”, señaló recientemente la RED.

En Chile se estima que hay tres millones de hectáreas de plantaciones forestales en el centro sur, de las cuales unas setecientas cincuenta mil hectáreas (750.000) corresponden al holding CMPC  cuya empresa principal es Forestal Mininco, controlada por el grupo Matte con una fortuna que supera los 11.500 millones de dólares. La otra, concentra más de un millón doscientas mil hectáreas (1.200.000) que corresponde al Holding Copec – Antar Chile cuya principal empresa del rubro forestal es Celco – Arauco de Angelini, con una fortuna que supera los 6 mil millones de dólares.

Comparte esta información…

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*