Nicanor Parra: Reseña de un Antipoeta.

Nicanor Parra Sandoval, nace en San Fabián de Alico, el 5 de septiembre de 1914. En el año 1932 viaja a Santiago para ingresar al Internado Baros Arana (INBA) y en 1933 comienza a estudiar matemáticas y física en la universidad de Chile. Su primer libro llamado “Cancionero sin Nombre”, fue publicado en el año 1935, con el que gana el premio Municipal de poesía. En 1943 viaja a EE.UU. para estudiar mecánica avanzada en Brown University. Ya en Chile, es nombrado profesor de matemáticas racional en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. En 1948 estudia cosmología en Oxford. Lee a T. S. Elliot, Ezra Pound, W. Blake, entre otros. En 1954 publica “Poemas y Antipoemas”, obra que marca una renovación en la escritura poética universal. En 1969, se publica su  “Obra Gruesa” y en ese mismo año gana el Premio Nacional de Literatura. Mientras en Venezuela la revista Imagen publica una selección de Artefactos, los nuevos poemas visuales en los que trabaja. En 1971 realiza sus primeros Trabajos Prácticos “Mensaje en una Botella” y “La Mamadera Mortífera” y en 1972 se publican “Artefactos” en forma de tarjetas postales. Luego de varias publicaciones, permanece en su casa de La Reina dedicado a la realización de sus “Trabajos Prácticos”. En 1991 recibe el título de Doctor Honoris Causa en Brown University y recibe el premio de Literatura Iberoamericana y el Caribe “Juan Rulfo”, así como también, en el año 2000 es nombrado Honorary Fellow en Oxford University, Inglaterra. En el 2001, expone toda su obra visual en las ciudades de Madrid y Santiago y nuevamente es galardonado, ésta vez con el Premio Cervantes, donde se dijo acerca de su obra: “el Premio Cervantes reconoce esta vez no solo la valentía de un creador universal, sino también la necesidad de la búsqueda de nuevas formas de expresión y la exploración de las fronteras comunicativas del ser humano”. En el año 2014 Parra cumple 100 años, conmemorando este centenario con exposiciones de sus Artefactos y un “Parrafraseo” de uno de sus poemas, El Hombre Imaginario. Durante varios años vivió en el balneario de Las Cruces donde se mantuvo alejado de los homenajes y entrevistas, para en agosto del 2017 instalarse en la casa de la familia Parra en La Reina. Aquí falleció a la edad de 103 años, en 23 de enero de 2018. 

Sobre Poemas, Antipoemas y Artefactos…

La estrategia que consiste en llegar a un lector de una manera directa, aguda y casi incisiva ha sido una constante en el discurso antipoético. La publicación  en 1954 de Poemas y Antipoemas, revolucionó la poesía y la manera de poetizar en todo el mundo hispanohablante, debido al uso de un lenguaje que operaba en la vida real: en la calle, en los almacenes, en los barrios. El método fue provocar reacciones en el lector, con un discurso que respondiera y asumiera la realidad de sus tiempos. Sin embargo, la Antipoesía terminó, quizá como todas las apuestas rupturistas, siendo absorbida por las instituciones tradicionales e incorporadas en el canon poético.

Así, a finales de los  años sesenta, en momentos de una polarización  ideológica jamás conocida en Chile, la necesidad de comunicarse con el lector se hizo, para Parra, nuevamente apremiante: la velocidad de la ciudad, el lenguaje publicitario, el caos y las comunicaciones. Todo eso era el referente cultural que Parra proponía desmantelar con SUS Artefactos Visuales. De esta manera comienza a trabajar con objetos de desecho, basuras que deja la sociedad de consumo y que el recicla dándoles un carácter poético a través de una frase que también ha sido reciclada de por ahí. Su planteamiento se basa en la superposición de elementos cotidianos ya existentes, como huevos, mamaderas y ataúdes. Slogans lingüísticos y visuales que constituyen símbolos de la cultura occidental, materia sobre la cual Parra reflexiona críticamente.

A continuación, algunos de los Artefactos de Parra…

En su estilo, Nicanor Parra escribió su propio “Epitafio” en el año 1969. Antipoema que integra el texto “Obra Gruesa”. En el, no solo se describe físicamente, sino también narra como fue su vida… definiéndose como “una mezcla de vinagre y aceite de comer… un embutido de ángel y bestia”… y hoy, con tristeza y una basurita en el ojo lo recordamos!!

 

Radio Manque… Sembrando Autonomía y Libertad!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


To use BrandCaptcha you must get an API Key