Rancagua protagonista de la nacionalización del cobre el 11 de Julio de 1971

Quizás no nos sea fácil ubicar a Rancagua como protagonista de la historia, tal vez solo nos quedamos con el relato de la “ciudad heroica” tras poner el suelo para la batalla de Rancagua, pero sin duda que hay mucho más, y un ejemplo que no deberíamos olvidar en esta ciudad es que fue en la Plaza de los Héroes en donde Salvador Allende pronunció su discurso ante miles de obreros del mineral El Teniente, tras conseguir que el congreso aprobara la nacionalización del metal rojo el día 11 de Julio de 1971.

Este acto fue mucho más que un discurso, significó romper con el largo y pesado hilo de dependencia exterior, ya que nuestros recursos naturales habían alimentado por siglos a las grandes potencias o a las familias ricas del país, que saqueaban a más no poder y dejaban en los territorios poco más que un recuerdo nostálgico y pueblos fantasmas. Pasó con el salitre, con el carbón y con el cobre, este último desde principios del siglo XX se encontraba en manos de compañías norteamericanas, como la Kennecott Copper Corporation, Anaconda Copper Company y la Braden Copper Company.

Desde Rancagua se forjó el cobre ya no como riqueza exterior, sino un metal que se transformó en la “viga de la economía” y en “el sueldo de Chile”, fue uno de los mayores logros del gobierno de la Unidad Popular, un punto central de su programa que consideraba la estatización de áreas estratégicas de la economía, lo que permitiría que nuestras riquezas se usaran en beneficio del pueblo, en las mejoras de las condiciones de vida, en la construcción de escuelas, de hospitales o en lo que se decidiera aquí, bien cerca de los Andes y no en una oficina en los Estados Unidos de América.

                                                        ¿Qué pasa con el cobre hoy?

El Chile de las nacionalizaciones y de la soberanía de nuestros recursos naturales nos puede parecer lejano hoy, más aún considerando que en nuestros días las mineras privadas tienen en sus manos el 70% de la producción cuprífera, mientras que el Estado a través de CODELCO controla solo el 30% restante. ¿Cómo se llegó a esto? La dictadura a través de sus políticas de fomento a la inversión extranjera como el DL 600, comenzó una “re-privatización” de la minería del cobre, consagrada también con la constitución de 1980 y profundizada durante los gobiernos de la concertación, que consolidaron el saqueo de las mineras privadas en lugar de incentivar el control estatal sobre un recurso clave de nuestra economía como es el metal rojo. Así, llegamos a observar que en 1990 CODELCO aún produce el 90% del cobre en Chile, pero para 2010 ésta bajó al 30%.

11 de Julio Día de la dignidad nacional

Esta fecha debemos entenderla como un llamado a luchar por la soberanía de nuestros recursos naturales, cuestionar todo el saqueo que vienen realizando desde siglos capitalistas foráneos y nacionales, desde los minerales que alberga nuestra cordillera, el oro, plata y cobre, hasta el mar que se encuentra en manos de un puñado de familias, pasando por el Litio, llamado también oro blanco por su importancia estratégica para el futuro, ya que es clave en la fabricación de baterías y que vergonzosamente está en manos de SQM, con Julio Ponce Lerou a la cabeza, robando lo que debería servir para conseguir una mejor calidad de vida para TODXS, sin distinciones. 

Todas estas preguntas tomaron voz aquí, en Rancagua, en esa plaza por la que transitamos continuamente, que este 11 de Julio día de la dignidad nacional, sea un llamado a recuperar la economía para las comunidades y sus sueños.

Fuentes artículo: https://www.lemondediplomatique.cl/Nacionalizacion-y-privatizacion.html

Fuente imagen de portada: Fotos Rancagua antiguo, Aporte de Jaime Villaseca.

 

Radio Manque.

Sembrando Autonomía y Libertad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


To use BrandCaptcha you must get an API Key