Corporación Privada ¿“Progreso y Adelanto”? Santa Cruz de Triana.

Hace ya largos 40 años aproximadamente, se formó en el sector sur de Rancagua la población Santa Cruz de Triana, siendo en primera instancia una cooperativa de 301 socios que confiaron sus ahorros a un Señor llamado Pedro Elgueta y a su hermana, cuando llego el momento de entregar las casas, los dueños de estas se encontraron con la sorpresa que esta señora los había estafado llevándose todos los ahorros que con tanto esfuerzo habían juntado.

Los relatos de la gente que estuvo en esa situación son por decir lo menos, lamentables porque vieron como sus sueños se destruían por culpa de estos personajes, fue así que nuevamente hicieron doble esfuerzo en reunir nuevamente peso a peso, para por fin conseguir el tan anhelado sueño de la casa propia. Pero nuevamente hubo una mano negra relacionada con este mismo señor, esta vez, cuando llego el momento de empezar a construir sus casas, ¡sorpresa! se habían robado misteriosamente más de la mitad de los ladrillos destinados a la construcción de las casas, puesto que estas iban a ser sólidas, debido a esto y para no seguir esperando más, se decidió empezar la obra dejando definitivamente las casas de material liviano y no sólido como debía ser.

Con los ladrillos que sobraron y con la ayuda de un político de la época, se construyó el gimnasio que se ubica en las esquinas de Eusebio Lillo con Javiera Carrera y se decidió que la cooperativa, que a todo esto ya se había transformado en Corporación de Derecho Privado, administrara tanto el gimnasio como los terrenos aledaños a este.

Al pasar los años y cuando la dictadura militar que azoto a nuestro país estaba en curso, los militares intervinieron el gimnasio siendo recuperado posteriormente y devuelto a la corporación, pero bajo estatutos que indican claramente que este gimnasio y los terrenos adjuntos, debían ser utilizados exclusivamente para uso deportivo y recreacional de todos los vecinos y la comunidad.

Fueron pasando los años y las directivas a cargo de dicha corporación, donde si hubo buenos dirigentes que dieron el uso adecuado al gimnasio y terrenos, y donde nuevamente este señor metió sus manos negras, fue cerrando paulatinamente este espacio, transformándolo en un sitio eriazo que solo fue utilizado para arrendarlo a circos o juegos de diversión que llegaban periódicamente a la población y a su vez el gimnasio fue perdiendo el sitial que alguna vez tuvo tanto a nivel comunal como regional albergando grandes eventos tanto deportivos como culturales. El dinero recaudado nunca ha sido invertido en mejoras, al contrario cada vez se fue deteriorando más y más.

Así llegamos a la época actual, donde el terreno eriazo se arrendo a una empresa de ventas de chatarra, cobrando mes a mes la cantidad de $800.000 por un periodo de 4 años a punto de cumplir 5, cabe señalar que se paga la cantidad de $3.200.000 anuales por concepto de contribuciones, pero las matemáticas son claras y hay por lo menos unos $40.000.000 de ganancia que no se sabe dónde están. Sí, hay compras de cajas de mercaderías una vez al año, pero ojo, que estas se calculan por el total de 301 casas y hay un alto porcentaje de los socios que ya han fallecido -que en estos casos también se paga una cuota mortuoria, pero que no da para gastar todo el dinero recaudado-, otros se han ido, habiendo a la fecha unos 180 socios activos aproximadamente,  y misteriosamente esta información está muy bien guardada por la actual directiva que a pesar de la insistencia de varios socios por saber dicha información, ésta es negada una y otra vez.

También hace un par de años se vendió una parte del terreno a la línea de colectivos que pertenece a la población, nuevamente dejando en claro que el tema de “sin fines de lucro”, no es tema para estos señores, por $22.000.000 y donde se realizó una repartición de gift card por $75.000 haciendo nuevamente el cálculo por parte de ellos en los 301 socios originales y ya sabemos que esa cantidad no corresponde, de esta operación hay unos $6.000.000 dando vueltas.

Es por esto que como hijos, nietos y herederos de este gimnasio y terrenos, hemos decidido parar esta sinverguenzura, llamando a intervenir la directiva y convocando a reunión extraordinaria, para frenar esto de una vez por todas y devolver el espacio cultural y deportivo que nuestra comunidad merece. Hemos hecho intervenciones culturales, marchas y creamos el movimiento “El gimnasio es de todos”, reuniendo más de 120 firmas de socios que estamos de acuerdo en no dejarnos pasar a llevar más por estos señores.

Seguiremos nuestra lucha hasta las últimas consecuencias, seguiremos marchando y convocando a todos los que se quieran sumar para desenmascarar todas las malas prácticas que se han hecho en desmedro de la comunidad.

Aquí hay personas que han lucrado con este espacio por años y que han pasado a llevar a la mayoría de los socios y a los mismos estatutos que rigen a esta mal llamada Corporación “Progreso y Adelanto”, tomando decisiones entre 4 paredes por más de 20 años, en beneficio de unos pocos. Lamentablemente hay personas involucradas que no deberían estar en esta situación pero su silencio cómplice también los pone en tela de juicio y por lo tanto también los hace responsables.

Aquí estamos, para dar la cara y enfrentarnos con la mejor arma que tenemos, la verdad.

 

Cristóbal Toro Villarroel

Movimiento “El Gimnasio es de Todos”

 

Radio Manque

Sembrando autonomía y libertad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


To use BrandCaptcha you must get an API Key