“Tiempos Mejores”: Derechos Humanos Como Realidad Paralela en Chile.

Siete libertades condicionales a condenados por crímenes de lesa humanidad ha ratificado en menos de 48 hrs la Segunda Sala de la Corte Suprema esta semana.  Decisión tomada un mes después de que el juez Milton Juica, con una trayectoria de 50 años en el poder judicial y conocido por su labor en los casos de Derechos Humanos, dejara la Corte Suprema.

Se trata de ex uniformados condenados con bajas penas de presidio. ¿Bajas penas? Si, entre 5 y 10 años por crímenes de lesa humanidad. Analice usted mismx.

Felipe González Astorga, Hernán Portillo Aranda y José Quintanilla Fernández, todos ex oficiales del Ejército (r) mayores condenados a 5 años y un día por detención y torturas ejercidas sobre Nizca Báez y por la desaparición de su esposo, Alonso Lazo Rojas. Lazo fue detenido junto a su pareja el 14 de noviembre de 1975, por funcionarios del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), en su domicilio en Copiapó.

Gamaliel Soto Segura, condenado a 10 años de prisión por el secuestro calificado del médico Eduardo González Galeno, quien era director del Hospital de Cunco, en La Araucanía, cuando fue detenido a sus 31 años por ser militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Manuel Antonio Pérez Santillán, ingresó a Punta Peuco hace solo dos años por el crimen de encubrimiento del asesinato del ex químico de la DINA, Eugenio Berríos.

Emilio Robert de la Mahotiere González, fue copiloto en el vuelo al sur y piloto en el viaje al norte del helicóptero que transportaba a la comitiva de la Caravana de la Muerte que encabezaba Sergio Arellano Stark. Además, tuvo participación en la exhumación ilegal de los detenidos desaparecidos de la Moneda que fueron asesinados en Peldehue en 1973 y cuyos restos fueron transportados en 1978 a bordo de un helicóptero Puma para ser lanzados al mar como parte de la operación “Retiro de Televisores” ordenada por la dictadura de Pinochet.

Moisés Retamal Bustos, cumple condena por su responsabilidad en el secuestro calificado de tres ciudadanos uruguayos detenidos en San José de Maipo luego del golpe de estado de 1973.

¿QUÉ SEÑAL DA AL PAÍS UNA RESOLUCION COMO ESTA?

Aunque parezca un contrasentido, quienes en la dictadura militar mataron y torturaron sin mediar explicaciones, hoy piden medidas humanitarias, sin mostrar arrepentimiento ni haber colaborado con el esclarecimiento de los crímenes en ese periodo y, peor aún, que la “justicia” les otorgara la libertad condicional… da para pensar que los derechos humanos en  nuestro país sobrevuelan en una realidad paralela!!

En naciones como Argentina o Alemania, los criminales acusados de delitos de lesa humanidad siguen siendo perseguidos y encarcelados en recintos penitenciarios comunes, sumado a esto, para que un reo de estas características postule a un beneficio como el indulto, debe al menos arrepentirse, entregar antecedentes y prestar colaboración para esclarecer los hechos.

El país trasandino ha sido ejemplo a nivel internacional al juzgar masivamente a los responsables del genocidio (así calificado por la Justicia) que se vivió en el país en los años 70 y principios de los ’80. No existen cárceles especiales, indultos, ni conmutación de penas que beneficien a criminales de lesa humanidad.

Mientras en Chile, la corte suprema ampara la libertad de genocidas.

DEFENSORÍA.

El abogado que representa a 80 internos que cumplen condena en Punta Peuco, Raúl Meza, indicó al diario La Tercera (www.latercera.com), que el fallo de la Corte “es un precedente judicial histórico que permite restaurar el estado de derecho para aquellos reos de Punta Peuco que cumpliendo con todos los requisitos para la concesión de este beneficio se les había negado por muchos años el derecho que tienen a cumplir su pena en libertad”.

De la misma forma, agregó que esperan “que la Corte Suprema siga actuando con estricto apego a la ley y garantice la igualdad ante la ley y que no se discrimina arbitrariamente a ningún reo independientemente de la naturaleza del delito por el que han sido condenados. Esperamos que esta potente señal que ha dado la Corte Suprema sea claramente entendida por el gobierno de Sebastián Piñera en orden a conceder los indultos presidenciales que han sido solicitados por reos que se encuentran en condición de enfermedad crónica y terminal”.

Ok, vamos por parte.

¿Dónde quedan los tratados internacionales, que por ciento chile ha firmado, respecto a que los crímenes de lesa humanidad, tienen trato especial y donde se consolida que este tipo de crímenes son imprescriptibles y no procede la amnistía? Las condiciones especiales de estos delitos no solo deben respetarse para su juzgamiento y condena, sino también para los efectos que lleva la sanción, esto es, el cumplimiento cabal de la pena.

Por otra parte, esto de “conceder  indultos presidenciales que han sido solicitados por reos que se encuentran en condición de enfermedad crónica y terminal”. No es el caso de estos 7 reos. Como digo Carmen Hertz en una entrevista al diario El Mostrador  (www.elmostrador.cl), “ninguno de estos genocidas esta con enfermedad terminal, incluso la mayoría tiene menos de 70 años. Pero hay que tener en cuenta que la edad, incluso si hubieran tenido 90 años, nunca  ha sido condición suficiente para otorgarle beneficios carcelarios a un genocida. La prueba está en que en Alemania hace dos años atraparon y condenaron al contador de Auschwitz que tenía 90 años”.

¿Qué dice el gobierno? Si la ley lo permite, ¿por qué negarle a alguien que recurra a ese derecho? Y si el juez considera que corresponde, ¿por qué cuestionar su decisión?  Estas fueron las palabras del ministro de justicia, Hernán Larraín, entregándole todo su respaldo a la sala penal de la corte suprema.

Por su parte, Piñera dijo que “los indultos son por razones humanitarias, queremos que Chile sea un país humanitario, que tenga compasión por aquellas personas que están al borde de la muerte o postrados en nuestras cárceles, eso es válido para civiles y militares” (www.radiouchile.cl).

Sin comentarios.

Bueno, sí. Algunos.

Hace unos meses atrás,  un joven de 18 años, con 21 detenciones previas, asesinó a una mujer en La Reina durante un robo en su domicilio. Las críticas del Gobierno, en especial del ministro del Interior, Andrés Chadwick, eran claras: ¿por qué alguien, que comenzó a delinquir a los 13 años, estaba en libertad? Fue el mismo Presidente el más crítico: “Yo les pregunto a los jueces que dejaron en libertad a ese joven si se sienten responsables de la pérdida de la vida de una mujer de 63 años que fue apuñalada”, dijo en el programa “Llegó tu hora”, de TVN. Pero la conversación subió de tono con otro mediático caso ocurrido el 28 de mayo, cuando un juez de San Antonio declaró ilegal la detención de dos sujetos que portaban armas y municiones en la maleta de su auto, quedando ambos en libertad. Piñera catalogó de “grave” la situación, y Chadwick anunció la presentación de una querella y recurso de quejas contra el magistrado, quien recibió el respaldo de su gremio (extracto obtenido de www.emol.com).

¿Debemos entender que la justicia es parcial? Porque cuando se trata de civiles al parecer las resoluciones de los jueces no son correctas. Pero cuando hablamos de reos ex uniformados, cumpliendo condena, la corte suprema es intachable!!

MEMORIA HISTÓRICA.

¿Dónde queda la “Justicia” en este caso donde se libera a 7 reos que perpetraron crímenes de lesa humanidad, los cuales no han demostrado una cuota de arrepentimiento sobre sus actos y no han colaborado con las investigaciones sobre lxs detenidxs desaparecidxs y más terrible aun, siguen justificando la dictadura?.

Como declaró la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidxs Desaparecidxs, Lorenza Pizarro al diario Uchile (www.radiouchile.cl), “la corte suprema chilena no solo ha cometido un descaro, no solo se hace cómplice de la impunidad, sino que lo que está haciendo es incumplir tratados internacionales. Somos un país que nos jactamos de ser parte de la comunidad internacional en los planos económicos y de derechos humanos, por eso, lo ocurrido esta semana es gravísimo, porque lo que finalmente está pasando es que las y los chilenos estamos en la más absoluta indefensión”.

Al parecer al estado de chile, cada cierto tiempo se le olvida una parte de nuestra historia. Y por eso es necesario traer al presente la memoria histórica… cada cierto tiempo hay que rememorar. Porque  a esta pseudojusticia que opera en chile se le olvida que en un periodo de la historia, ese donde la vida que tanto defienden era ahogada en el mar, era incinerada en hornos, era desaparecida… tiene responsables. Y esos responsables DEBES pagar por haber apagado la vida de tantas y tantos que aún no aparecen.

Porque los reos de ese hotel  llamado Punta Peuco, NUNCA tu vieron piedad, NUNCA fueron humanitarios, NUNCA pensaron en perdonar una vida.

Porque estos sujetos aún avalan su “trabajo” en dictadura, porque NO demuestran arrepentimiento ni una gota de empatía.

Porque más allá de las leyes internacionales  de derechos humanos, existe una deuda con los familiares que sufrieron todos estos apremios.

Y porque como ciudadanxs merecemos respeto…

NO AL INDULTO DE LOS REOS DE PUNTA PEUCO!!

 

Programa, Hablando con Derechos.

Radio Manque.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


To use BrandCaptcha you must get an API Key